A fines del siglo XVIII, llegan a México los primeros maestros europeos de panadería y pastelería  (franceses e italianos), que establecen las primeras negociaciones semejantes a las europeas, talleres donde el jefe de la familia es el maestro y sus hijos los pupilos. Un ejemplo de esto,  fue el maestro Manuel Mazza, de origen italiano, que en lo que hoy es Oaxaca, estableció este tipo de negocio. Mencionamos este hecho porque esta persona se convirtió más adelante, en el suegro de nuestro Benemérito de las Américas, Don Benito Juárez. En aquellos tiempos se amasaba en duernos, ya sea a mano o con los pies y se hacía sólo pan blanco. Se trataba de masas de mala calidad y poco fermentadas. (CANAIMPA, 2013)

Según la CANAIMPA, la tradición del pan no solo es de unos cuantos años hacia atrás, sino que ya tiene mucho tiempo, si bien es cierto como lo menciona la Cámara Nacional de la Industria Panificadora; en México no se tuvo un producto que se pudiera llamar pan como tal, fue sino hasta la llegada de los europeos a América, donde fue que se establecieron los primeros talleres panaderos, pero no eran de buna calidad, pero hay que reconocer que uno de los productos de canasta básica para los mexicanos es el pan, por lo tanto, es una fuente de recursos, así como de trabajo.

Casi todo el café en los Estados Unidos es importado, más que cosechado a nivel local, debido a cuestiones climáticas. El principal productor internacional de café, que produce casi el doble que el competidor que le sigue, es Brasil, que maneja alrededor de 1,8 millones de dólares en comercio de café cada año. Vietnam ocupa la segunda posición, seguido por Indonesia, Colombia y México. Los precios del café fluctúan, pero en la actualidad rondan en torno a un dólar por libra en mercado de importación, una disminución de casi el triple de hace diez años. El café es uno de los más valiosos productos básicos comercializados después del petróleo, y es una herramienta importante para ayudar a los países del tercer mundo a desarrollarse. Si desea añadir un aspecto humanitario a su negocio de café, considere la posibilidad de comprar su café a los países en vías de desarrollo, los países más pobres, con el fin de apoyar las economías en crecimiento en todo el mundo. Quién diría que un simple grano de café podría hacer tanto. (Fait, 2010)

El articulo que menciona Fait, es una investigacion que se realizo en el 2010, para saber quienes eran los principales productores de café de Estados Unidos, debido a que E.U. es la economía más poderosa hasta el momento, y lo que reveló a México como uno de los principales proveedores de café de esta gran economía. Ahora bien llevando esta información a la investigación, si se considera a México como una nación con espectativas muy altas en cuanto a crecimiento de comercialización de café, significa que el poder potencializar los canales de distribución podrá hacerlo subir en el ranking de las naciones productoras de café.

En muy prudente mencionar que si se logra realizar una propuesta de mejora para los canales de distribución, las industrias, empresas y productores cafetaleros llegaran a ser mas productivos y su producto tendría un mayor mercado.

Mauricio González, Encargado de Proyectos de Modelos de Distribución en Bimbo, aseguró que para llegar a la cadena detallista de la región más a apartada se requiere una buena estrategia de distribución que debe incluir un portafolio adecuado de productos, segmentación de los clientes, un nivel adecuado de venta y de servicio de cada tienda y una vida de anaquel óptima.

Como parte del desayuno mensual del Council of Supply Chain Management Professionals Round Table México, realizado el 24 de septiembre, González emitió una plática acerca del panorama de la cadena detallista en países de Centroamérica y Latinoamérica, donde aseguró que al menos 70% de la población realiza compras en una cadena detallista; mientras que el 90% de las ventas de canal detallista, afirmó, se realizan en efectivo. (Laires, 2010)

Otra buena noticia para el desarrollo del trabajo es que un experto como lo es el señor Mauricio González, de la empresa BIMBO, asegura que la mayoria del producto panadero se consugue en tiendas detallistas, es decir, en “tienditas de la esquina”, supermercados, etc., donde lo importante es que no hay tiendas mayoristas que se dediquen a la venta del pan a manera de mayorista, aclaro que el producto es pan “artesanal” pan de casa, no industrializado, por ello los canales de dsitribución tienen que ser muy efectivos para evitar la merma y descomposición del pan.

BIMBO a pesar de ser una cadena multinacional de venta de pan, sus datos son relevantes ya que de aquí parten posibles hipotesis para descubrir todo el mercado potencial que se tiene y que consume pan.

En cualquier caso, debemos abordar los sistemas tradicionales de distribución ya que, independientemente de ser básicos para entender la filosofía de los canales, aún abarcan en la actualidad una parte importante de nuestra actividad comercial. Canal de distribución, lo podríamos definir como «áreas económicas» totalmente activas, a través de las cuales el fabricante coloca sus productos o servicios en manos del consumidor final. Aquí el elemento clave radica en la transferencia del derecho o propiedad sobre los productos y nunca sobre su traslado físico. Por tanto, no existe canal mientras la titularidad del bien no haya cambiado de manos, hecho muy importante y que puede pasar desapercibido. (Sigaza, 2011)

México ocupa el noveno lugar mundial en la producción del grano después de haber ocupado el cuarto. Este producto agrícola es uno de las principales fuentes de ingresos del sector primario en la economía nacional.

Los estados sureños productores de café no sólo son entidades políticas caracterizadas por un paisaje accidentado, sino un mundo de diversas culturas e idiomas, de pueblos autóctonos con una historia compartida de colonización y explotación. Colonizados por los españoles hace cinco siglos, hoy pueden observarse las consecuencias de dicha colonización. Igual que en otras partes de México, las comunidades indígenas resistieron al conquistador-colonizador; en muchas ocasiones se alejaron a los lugares más remotos y apartados, en un afán de rechazar el dominio y como una estrategia para mantener sus culturas… (Aranda, 2008)

En México, la empresa Bimbo se ha destacado por crear la infraestructura para llegar a un millón de puntos de venta, lo cual no es nada fácil, ya que su inversión a llegado a ser mayor en la red de distribución, que en los equipos de oficina y edificios con los que cuenta. Para hacerlo, Grupo Bimbo cuenta con 34 mil rutas que garantizan que el producto llegará a tiempo, distribuidas en 17 países del mundo, como Estados Unidos, China, Argentina, Uruguay, Venezuela, Brasil y la República Checa, entre otros, y ha formado una estrategia de penetración por tipo de mercado y región. (Venegas, 2007)